7

Galletas de Halloween







Tenía muchas ganas de hacer galletas con glasa real y me parecía buena idea intentarlo con galletas para Halloween, y para ser la primera vez no han salido nada mal, no perfectas, pero están graciosas.

La receta de las galletas y la glasa la he sacado de una verdadera maestra en ellas, la cual tiene un blog que es un verdadero hallazgo, a la par de ser una maravilla, es "El rincón de Bea".
Ingredientes:
250 gr. mantequilla a temperatura ambiente
250 gr. azúcar glass
1 huevo XL a temperatura ambiente
650 gr. harina tamizada
1 chorrito de leche para ligar la masa (3 cucharadas soperas)
Aroma al gusto del consumidor (le he echado extracto de canela)

Glasa:
1 clara de huevo
200 gr. azúcar glass
colorante alimentario
unas gotas de limón
Preparación:
1. Con la pala, batir la mantequilla a velocidad 3 durante por lo menos 1 minuto. Parar la máquina y bajar con una espátula lo que haya en las paredes y haya quedado en la pala y batir a la misma velocidad durante otro minuto.
2. Cuando veamos que la mantequilla tienen una textura suave, bajar la máquina a velocidad 1, e ir incorporando el azúcar tamizado a cucharadas, sin prisa pero sin pausa. El azúcar tardará en integrarse totalmente. Cuando lo haga, volver a subir a velocidad 3.
3. A lo mejor tenemos que para la máquina en un par de ocasiones para bajar los que quede pegado en el vaso, pero el batido no deberá durar más de tres minutos. Pasado este tiempo la mantequilla habrá blanqueado, aumentado ligeramente su volumen, y tendrá una textura esponjosa.
4. En este momento pararemos la máquina y le añadiremos el sabor deseado, así como el huevo ligeramente batido muy poco a poco, y batiremos a velocidad 1 hasta que esté integrado. Si necesitamos, pararemos la máquina para bajar lo que haya quedado en las paredes.
5. Comenzaremos a añadir la harina a cucharadas, a la velocidad más baja posible y de la misma manera que incorporamos el azúcar, sin parar la máquina, pero sin pausa. Cuando estemos llegando casi al final de la harina, la masa comenzará a "desmigarse" . En este momento incorporaremos un chorrito de leche y batiremos de nuevo hasta que se haya ligado la masa, formando una bola y se haya despegado de las pareces del bol. No puedo poner exactamente cuánto es un chorrito, ya que depende de cómo nos haya quedado la masa de desmigada. Depende de la humedad de la harina y de la temperatura ambiente. Pero yo le echo como tres cucharadas soperas, aunque a veces le he echado menos, y otras más. Si nos pasamos con el "chorrito" y nos queda muy húmeda echarle un poco más de harina, pero lo ideal es ir echando la leche muy poco a poco.Cuando hayamos conseguido una masa uniforme, colocamos sobre la encimera un papel de hornear y sobre él la masa de las galletas. Le daremos a la masa forma redonda y chata y la cortaremos en cuatro trozos iguales. La masa deberá estar pringosa (debido a la mantequilla) pero no pegajosa.
6. Reservamos tres trozos, y nos quedamos con uno de los trozos y con las manos le damos forma rectangular. Colocamos otro papel de hornear encima y estiramos la masa con un rodillo. Cuando consigamos el grosor deseado, guardamos esta masa en la nevera entre los dos papeles de hornear, y procedemos de la misma manera con los tres trozos restantes.
7. La masa debe dejar enfriar en la nevera un mínimo de 3 horas (yo la he tenido un día entero). Debemos colocarla de tal manera que no coja ninguna arruga ni se doble, y siempre el trozo más grande en la parte inferior. Lo ideal sería que nos cupiera la bandeja de hornear en la nevera y podemos meter los cuatro trozos uno sobre otro.
8. Retiro el papel de la parte superior y cortamos las galletas con un cortador, cortamos la mayor cantidad de galletas posibles y retiramos los recortes. Con la espátula especial para galletas, o bien con la mano ( si la masa está bien fría) podremos colocar directamente las galletas sobre la bandeja de hornear. Esta receta al no llevar ningún tipo de levadura, la galleta no se extiende mucho, pero hay que dejar un par de centímetros de separación entre galleta y galleta. No es necesario colocar papel de hornear en la bandeja de las galletas, tan pronto las saquemos del horno, y cuando todavía están calientes, las despegamos suavemente de la bandeja y las dejamos reposar durante 5 minutos ya no se pegaran . Nos parecerá que están un poco blandas, pero endurecerán al enfriar.
9. Los recortes sobrantes, los uniremos, estiraremos entre dos papeles, y enfriamos en la nevera por lo menos 15 minutos. Estos recortes los podremos utilizar 3 veces más, pero la textura de la galleta no será la misma, y quedará un poco correosa. También afectará a la superficie de la galleta, que no quedará tan lisa, como las galletas que cortamos de una masa estirada solo 1 vez.
10. La bandeja de galletas ya cortadas la debemos de meter de nuevo a enfriar, a dejarlas 15 minutos en nevera . Este paso es "obligatorio" ya que sino las galletas perderán la forma.
11. Precalentar el horno a 180 grados e introducir la bandeja de hornear durante un mínimo de 10 minutos . Este es el tiempo de cocción que indica la receta original, pero eso depende del tamaño de las galletas. Hay que tener en cuenta que todas las galletas que coloquemos en la bandeja deberán ser del mismo tamaño, ya que no todas las galletas tardan el mismo tiempo en hacerse. Yo las he tenido 12 minutos de horneado. Pasados 10 minutos hay que estar muy pendiente ya que 1 minuto más o menos puede ser la diferencia entre una galleta perfectamente horneada y una galleta quemada.
12. Cuando las saquemos del horno hay que tener en cuenta que las galletas se siguen tostando, por eso, si nos quedan un poco claritas, las podemos dejar enfriar sobre la misma bandeja, sino, con que las dejemos reposar cinco minutos, ya la podremos mover ( con la espátula especial de galletas) a enfriar a una rejilla.
13. Dejar enfriar al menos dos horas antes de decorarlas con la glasa.
Notas aclaratorias:
MANTEQUILLA: La temperatura ambiente de la mantequilla ( aunque suene a perogrullada) se consigue solo dejando el paquete de mantequilla fuera de la nevera. No hay atajos. No sirve acercarla a algo caliente, ni meterlo en el microondas. No queremos mantequilla derretida, ni mantequilla blanda, sino mantequilla a temperatura ambiente. Y ¿cuándo tiempo tardará la mantequilla en estar a la temperatura deseada?, pues eso depende. Depende del lugar en donde vivamos, y de la estación del año, y de la temperatura de la cocina. La mantequilla estará lista cuando la presionemos con el dedo, y esta no "oponga" resistencia. Por supuesto la mantequilla debe ser lo mas fresca posible, ya que no queremos que nuestras galletas sepan a rancio, después del trabajo que nos van a dar. Este proceso es algo que lleva su tiempo, como el enfriado y el secado de las galletas, pero podemos adelantarlo, solo un poco, quitándole el envoltorio a la mantequilla y cortándola en cubitos.
AZÚCAR GLASS. Por su puesto que se puede utilizar azúcar normal, pero por mucho que bata la mantequilla con el azúcar, nunca he conseguido que se disuelva totalmente, y por otra parte, tampoco es bueno batir demasiado la mantequilla y el azúcar, así que es más fácil utilizar azúcar glass industrial. El azúcar glass, produce una textura totalmente lisa en la galleta, que la hace mucho mas agradable a la hora de comerla y más bonita a la hora de verla. El azúcar glass deberá estar tamizado.
HUEVO. El huevo también tiene que estar a la misma temperatura que la mantequilla, de lo contrario se nos cortaría la mantequilla ( aunque se soluciona echándole una cucharada de harina), pero nos podemos acordar perfectamente de sacar la mantequilla y el huevo en el mismo momento de la nevera. Si solo tenemos huevos medianos, podemos utilizar 1 huevo y una yema.
HARINA. Yo no he leído en ningún sitio que la harina que se le echa a las galletas tiene que estar tamizada, pero personalmente me parece que queda muchísimo mejor, además al tratarse de tanta proporción de harina, hay que darle tiempo a la mantequilla a que la absorba, y por eso creo que si echamos la harina en pegotes, esto no va a facilitar su incorporación.
LECHE. Al tener esta receta una alta proporción de harina, cuando terminamos de incorporarla toda la masa queda un poco desmigada ( como cuando mezclamos la harina con la mantequilla fría para hacer una masa quebrada), por lo que si le añadimos un poco de líquido, en este caso un poco de leche fría, la masa va ligando.
SABORES, aquí podemos utilizar los sabores que mas nos gusten, vainilla, limón, naranja, canela nuez moscada, jengibre. Esto depende del gusto de cada cual, lo que tenemos que tener claro es que el sabor que le pongamos a la galleta tiene que "pegar" con el sabor que le pongamos a la glasa.
avatars myspace at Gickr.com

pimp myspace - Gickr

pimp myspace

pimp myspace with Gickr

graphic myspace at Gickr.com



Imprimir



7 comentarios:

Vidifer dijo...

Pues para ser las primeras, te han quedado de lujo. Besos.

ana maría dijo...

Pues yo creo que te han quedado perfectas!!!Bss

MARÍA JESÚS dijo...

Hola amiga, permíteme que te diga que todas las recetas que publicas en tu blog están geniales, pero con las galletas te sales...y si así te salen a la primera no me puedo imaginar las siguientes veces. Enhorabuena! Bessets.

Alimonia dijo...

ESTAS GALLETAS SON PRECIOSAS... Y LOS MOTIVOS ELEGIDOS MUY GRACIOSOS Y BONITOS.
BESOS

Lidysan y Marcos - Los Mol dijo...

Deesde luego que no parecen las primneras, están estupendas. Un preguntilla, lo has echo con thermomix, es que al poner pala me ha depistado un poco.
besos

Ana dijo...

Hola Mª Carmen, mi hija se ha quedado alucinada con las galletas y quiere que las hagamos, ¿dónde has encontrado los moldes?.
Gracias, besos.

Hat lady dijo...

Pues sí que te han quedado bien!

Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin

Tabla básica de medidas

Image and video hosting by TinyPic

Tabla medidas de cócteles

Image and video hosting by TinyPic
 
ir arriba